Envíos y devoluciones gratuitas

Cuidado de tus Productos

Todos los productos Bakari se realizan de manera artesanal, con mucho mimo y materiales naturales de gran calidad.

Para su correcto cuidado deben seguirse unos sencillos pasos. Sea cual sea su composición, todo bolso o joya ha de cuidarse con esmero para conseguir mantenerlos como el primer día.

JOYERÍA

CUIDADOS BÁSICOS:

Es importante quitarte tus joyas antes de ir a dormir o de realizar cualquier actividad física. No es recomendable utilizar tus piezas en la ducha, bañera, piscina o mar. El contacto con el agua y la exposición a algunos productos químicos pueden llegar a dañar su color haciendo que se oscurezca o incluso llegando a perder su brillo. Esto incluye, entre otros, cremas, perfumes, productos de limpieza, cloro o el propio PH de tu piel.

 

LIMPIEZA:

Nuestras joyas están compuestas por diversos materiales que requieren tipos de limpieza concretos.

En el caso de que tu joya esté realizada en plata ecosilver, bastará con limpiar tu pieza con agua tibia y jabón PH neutro junto con un cepillo de cerdas suaves, toallita de papel o paño. Puedes seguir el mismo proceso para tus piezas con motivos en mármol.

Los baños de oro o rutenio requieren algo más de cuidado. Su limpieza ha de realizarse con especial delicadeza para evitar dañar los baños.

Si se trata de una joya con piezas en madera, puedes limpiarlas con un paño húmedo e hidratarlas con cera de abeja para madera o con un poquito de crema nutritiva.

 

CÓMO GUARDAR TUS JOYAS:

Tus joyas no deben exponerse a cambios bruscos de temperatura. Para una correcta conservación es preferible guardar tus joyas de manera individual, lejos de cualquier exposición a la luz solar. Evita siempre conservar tus joyas en ambientes húmedos como el cuarto de baño, la humedad del entorno puede llegar a comprometer la integridad de tus joyas. Envuélvelas en tejidos suaves para evitar los roces, en un joyero acolchado o incluso en bolsitas de plástico con cierres herméticos.Si tienes cualquier consulta sobre el cuidado de tus joyas, por favor, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de aconsejarte.

BOLSOS

CUIDADO DE TUS BOLSOS:

A continuación te presentamos una serie de consejos para que tus bolsos se mantengan en un estado óptimo.

Las bolsas de franela de Bakari están preparadas especialmente para el perfecto almacenamiento de tus bolsos. Procura guardarlos siempre en su bolsa original, su suave interior los protegerá de arañazos y su exterior evitará que entre en contacto con cualquier otro elemento.

Si no vas a utilizar tu bolso durante un tiempo, es recomendable rellenarlo para evitar que se deforme. Utiliza preferiblemente papel de cebolla, debido a las tintas, las revistas y periódicos pueden llegar a manchar el interior de tu bolso.

Procura no apilarlos, los bolsos deben guardarse conservando su forma original, sin presionarlos ni doblarlos.

Al igual que para el cuidado de tus joyas, conviene evitar la luz del sol directa y la humedad excesiva. El color puede verse dañado generando cambios de tono y con el tiempo, la piel se podría cuartear.

Si llueve o el bolso entra en contacto con algún líquido, basta con secarlo con un paño de algodón blanco y dejarlo en u lugar aireado. Evita fuentes de calor o secadores porque podrían dañar la piel.

Presta atención al peso, cargar el bolso en exceso puede llegar a deformar el asa.

Si sueles llevar cosméticos o perfumes en el bolso procura guardarlos en un neceser. De esta forma evitaremos que ensucien el forro interior en caso de abrirse por accidente.

No lo cuelgues al llegar a casa ya que podría deformarse, colócalo en una superficie plana para conservar sus asas en perfecto estado.

Para mantener la suavidad y elasticidad de la piel de nuestros bolsos, es conveniente hidratarlos dos o tres veces al año. Aunque se recomienda utilizar productos especializados, una buena crema hidratante puede resultar muy efectiva. Aunque Nivea es una buena opción, en Bakari recomendamos cremas especializadas para cuero, como Nupel. Para asegurarte de que el producto no va a alterar las características de la piel, procura hacer una prueba en algún punto poco visible de tu bolso.

Para una limpieza cotidiana bastará con un paño de algodón blanco y seco, pasándolo con delicadeza sobre su superficie.

Es muy importante tener en cuenta que esto no se aplica al ante, los productos para su cuidado son muy específicos, hay sprays y protectores de humedad que evitarán que tu bolso se deteriore antes de tiempo. Para su limpieza, podemos utilizar un cepillo de cerdas suaves y abundantes.

Si tienes cualquier consulta sobre el cuidado de tu bolso, por favor, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de aconsejarte.

Contacto